¿Por qué decidí implementar equipo radiofrecuencia y no criolipolisis para la eliminación NO quirúrgica de la grasa corporal?

Todos en algún momento de nuestra vida sufriremos en mayor o menor medida de obesidad localizada.


Esa adiposidad responde muy mal a las dietas y ejercicios. Baja la grasa de nuestros tórax, pierna glúteos pero la grasa a nivel del abdomen y los "flotadores" se resiste a bajar en igual proporción.


Surge la pregunta… ¿qué podemos hacer para eliminarla?


Una opción es la quirúrgica. Hay mucha información sobre los procedimientos de lipoescultura, lipoaspiración o cualquiera de sus variantes asociada a laser o ultrasonido.


Pero a la vez se ofrecen muchos tratamientos no invasivos, no quirúrgicos, con aparente buen resultado y lo más importante: libre de complicaciones, dolor y reposo.


Suena muy lindo, pero…


Siendo cirujano plástico y ya con más de 20 años en la especialidad decidí estudiar las tecnologías que existen en la actualidad para lograr eliminar grasa a través de la piel, sin lastimarla, y eliminando grasa en forma permanente.


Luego de 1 año de evaluación dilucide esto acerca de los populares equipos de criolipolisis:


- Duelen
- Dejan la piel dura, sobre elevada, roja y dolorosa a la palpación en forma transitoria
- En algunos casos deja quemaduras por frio
- En algunos casos genera intensa fibrosis, endurecimiento de los tejidos, que puede durar meses o quedar permanente
- Puede presentar efecto paradojal: en vez de disminuir, aumenta el tejido graso


Si se dan algunos de estas 2 últimas complicaciones la solución es quirúrgica mediante una lipoaspiración o mediante una dermolipectomia.


Siguiendo con las averiguaciones descubrí que la empresa líder en venta de este tipo de tecnologías ofrece una seguro ante complicaciones a los médicos que realizan sus tratamientos de criolipolisis de U$S 2000 a U$S 5000. Por lo tanto… ellos saben que sus equipos van a generar complicaciones y todo lo que aquí arriba describí lo producen sus equipos.


Por todo esto seguí buscando información e incluso viaje a Seúl, Corea del Sur, a visitar la fábrica de tecnologías médicas Lutronic de la cual había leído tenían un equipo de radiofrecuencia para eliminar tejido graso y libre de complicaciones: el enCurve.


El enCurve dispone de un sistema de seguridad (sistema PISA) que evita el contacto del paciente con el equipo, nunca lo toca, y en caso de que el paciente tosa, se ría, o en forma inadvertida toque el cabezal aplicador el equipo o disminuye la potencia o directamente se apaga evitando así cualquier tipo de inconveniente.


Luego de haberlo probado, discutido con los bioingenieros de Lutronic en Seúl, y de haber consultado con varios médicos que lo utilizaban en el exterior, decidí ser el segundo médico que importó e implemento esta tecnología en la Argentina.


Hoy ya habiendo superado los 90 pacientes tratados, con una reducción de diámetro abdominal promedio entre todos los casos de 3 cm (el menos redujo 1 cm, el más redujo 13 cm), ya habiendo publicado mis resultados en revista científica argentina y sin tener ningún tipo de complicación puedo decir que no me equivoque.

 

Dr. Fabián Pérez Rivera

MN 86793
 

19/5/2019 / BLOG