PRUEBA HIDRICA: el procedimiento que te permite descubrir tu futura nueva nariz

Nos presentan a alguien por primera vez. Lo saludamos mirando a sus ojos.

Pero…

¿Realmente miramos a sus ojos?

 

No.

Inevitablemente nuestra mirada se centra en el ovalo central de su rostro. Un ovalo que abarca ojos, nariz, boca y mentón. Y si la nariz es chica, grande, torcida, ancha, con “sobrehueso”… Nuestra mirada se dirigirá indefectiblemente a su nariz.

Nuestra protagonista decide, luego varias de malas primeras experiencias, solucionar este detalle de su rostro que tanto le preocupa.

Pues bien, decidida saca cita para consultar a un especialista, un cirujano plástico estético y reconstructivo.

Ya en la consulta y evaluando la nariz de la paciente el colega le informa que dadas las características de su nariz y dado que hay que dar volumen y no sacarlo, su nariz puede ser mejorada evitando la cirugía.

¡Epa! ¡Que sorpresa!

 
Ya con una sonrisa en su rostro escucha atentamente al profesional explicar las características de la RINOMODELACION: se resuelven imperfecciones nasales como punta caída, falta de proyección, giba ósea (“sobrehueso”), asimetrías y secuelas de golpes o traumas mediante rellenos transitorios - el ácido hialurónico - o permanente - la poliacrilamida.

Pero… ¿Me quedará bien? ¿Tengo la posibilidad de ver cómo me quedaría una vez colocado el relleno?

Sí.

Se realiza una Prueba Hídrica


Consiste en rellenar con solución fisiológica estéril las zonas de la nariz a mejorar con el mismo volumen que se pretende usar de relleno transitorio o permanente.

Esto le permite a la paciente tener una idea bastante cercana a la realidad final del resultado de una rinomodelación.

Durante el lapso de 4 a 6 horas la paciente podrá sacarse fotos, mirarse en espejos y vidrieras o mostrarle su nueva nariz a familiares o amigos cercanos.

Luego de ese período de horas y cual carroza de la Cenicienta… la nariz vuelve a su forma original. Ni más, ni menos.

Pero nuestra protagonista ya más tranquila y decidida habiendo podido conocer su “futura nueva nariz”.

Dr. Fabián Pérez Rivera
MN 86793

 

15/3/2019 / BLOG