Propuesta para evitar la aparición de cáncer de piel en la población argentina

El melanoma es el tumor maligno derivado de los melanocitos, las células que producen pigmento (melanina) en la piel. Es un tumor que habitualmente se desarrolla en la piel, aunque también puede aparecer en las mucosas y en otras localizaciones.

El melanoma se observa predominantemente en individuos adultos jóvenes; en mujeres más frecuentemente en las extremidades, y en los varones en el tronco, cabeza y cuello, aunque puede aparecer en cualquier localización cutánea. Es más frecuente en países con fuerte irradiación solar y con población blanca no autóctona (Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, USA).

Se diagnostican aproximadamente 160000 casos al año y representan el 1.5 % del total de los tumores en ambos sexos. La incidencia va en aumento.

Mueren por melanoma 41000 personas al año (0.6% de las muertes por cáncer). La tasa de supervivencia a los 5 años es del 75% en países desarrollados y del 40% en países no desarrollados.

 

Dentro de los factores desencadenantes tenemos:

  • - Herencia
  • - Quemaduras por sol
  • - Exposición excesiva a radiación UV natural
  • - Exposición excesiva a radiación UV artificial (camas y pantallas solares)
  • - Exposición a radiación UV natural o artificial a edades tempranas

 

Además de la alta relación entre exposición radiación ultravioleta sintética y la aparición de melanona, cabe destacar que también promueve y facilita la aparición de otros canceres de piel como lo son el espinocelular y el basocelular.

La OMS ha determinado que la radiación ultravioleta sintética debe estar en la lista de elementos y practicas cancerígenas junto con el arsénico y el tabaco.

En base a estos datos, a la íntima relación de mayor incidencia de aparición de melanoma en población expuesta a radiación UV artificial y más aún en personas en temprana edad muchos países desde el 2001, primer país fue Australia, han emitido leyes ya sea para prohibir el uso de camas y pantallas solares a menores de 18 años (ej: Alemania, Austria, Escocia) y otros países al igual que Australia han decidido directamente prohibir el uso y comercialización para toda la población (ej: Brasil, Bélgica y Francia).

En la Argentina ya hay una ley, la 26799, promulgada en boletín oficial (28/11/12) para prohibir el uso de equipos emisores de radiación ultravioleta en menores de 18 años y en las diferentes provincias que adhirieron (Salta, Jujuy, Rio Grande, Buenos Aires y CABA).

Algunas provincias exigen la exhibición de cartel anunciando peligrosidad, otras solo piden que se le anuncie al cliente el potencial peligro y otras piden o recomiendan que haya un médico preferentemente dermatólogo en el establecimiento. No hay un criterio unificado.

Por lo tanto creo necesario imitar las acciones de países como Brasil, Australia, Francia y Bélgica donde ya se percataron de esta peligrosidad y pasar a prohibir directamente el uso y comercialización de las camas y pantallas solares.

De esta forma disminuiríamos el número de pacientes con cáncer de piel y estaríamos salvando las vidas de muchos argentinos. 

 

Dr. Fabián Pérez Rivera

MN 86793

info@perezrivera.com.ar

17/12/2018 / BLOG